A menudo la gente pregunta cómo se miden los valores, y cómo y por qué razón hacer auditorias de valores. Por eso, ¡Simon L. Dolan nos lo explica de forma sencilla!

 

La importancia de medir los valores compartidos

Es muy importante saber en qué tipo de cultura vivimos en el mundo corporativo. Pero cuando nos referimos a cultura, en realidad estamos hablando de valores compartidos. Pero, ¿hasta dónde los valores son compartidos? Eso es algo que hay que investigar, y para ello hay que hacer estudios empíricos con herramientas reales para saber hasta dónde llegan los valores compartidos.

Por más que vemos que cada empresa habla en su página web de su misión y sus valores, a la hora de la verdad entre lo que dicen y la realidad a veces hay una diferencia enorme. Hemos desarrollado muchas herramientas para medir los valores, y con ellas se puede encontrar que hay niveles de valores compartidos muy altos, o también que en algunas partes de la empresa los valores compartidos son altos y en otras no lo son. Eso quiere decir que en una misma empresa se pueden encontrar subculturas, es decir, valores distintos.

 

Fusionar culturas distintas

Una cosa que también hemos aprendido en el mundo corporativo es que cuando una empresa compra o se fusiona con otra hace due diligence, que significa que va a hacer auditoria financiera. Pero no es suficiente, porque tenemos que pensar también en fusionar dos culturas distintas.

Si fusionamos dos empresas con dos culturas distintas y no tenemos auditoria de los valores la probabilidad de que vamos a tener problemas es muy alta. Para evitarlo hay que planificar la fusión, y una forma de prepararla es hacer una auditoria de los valores. En el futuro, las empresas cada vez más van a hacer las dos cosas. Seguir con su auditoria financiera, que es importante, pero también añadir la auditoria de la cultura o de valores.

 

Los beneficios de medir los valores

Las herramientas son muchas, y nosotros tenemos algunas que se pueden hacer de forma tradicional o bien de forma más adelantada con instrumentos digitales. La manera en que nosotros medimos los valores está conectada con el Modelo Triaxial que hemos desarrollado hace años para ver hasta dónde la configuración de los valores de la empresa está compartida o no, y qué hay que hacer para mejorar los valores compartidos.

Es interesante usar esta herramienta para medir los valores y así obtener un punto de referencia de cuáles son los valores compartidos de la empresa. Y si se repite en uno o dos años, se pueden comparar los resultados para ver cómo ha cambiado la cultura de la empresa y si este cambio está en la dirección que queremos y así poder mejorar.

 

¡Aquí tienes el vídeo!

 

¿Qué te ha parecido?

¿Te ha resultado útil e interesante este artículo, y su correspondiente vídeo?

¡Déjanos tu comentario, y esperamos verte la semana que viene en nuestra próxima entrada!

Comentarios

comments

Deja un comentario