Cómo medir como te sientes con tus valores

A lo largo de todo los artículos, vídeos y guías que hemos publicado, hemos compartido decenas de formas de poner en práctica los valores.

Por ejemplo…

Ahora bien, una de las aplicaciones que más nos ha funcionado a lo largo del tiempo es utilizar los valores en aquellos momentos en los que no nos sentimos bien.

El momento ideal para medir tus valores llega cuando notas que estás perdido o, simplemente y llanamente, sabes tienes que hacer algo.

En esta ocasión, te contamos cuáles son los pasos que seguimos desde CoachingxValores cuando nosotros o algunos de nuestros clientes se siente así.

No empieces la casa por el tejado

Lo primero es obvio: para empezar, debes conocer tus valores. Te animamos a que descubras cuáles son las 5 cosas a las que no estás dispuesto a renunciar.

Ese es el pilar que te impulsa no sólo a vivir la vida, sino también a conseguir tus metas y conseguir el éxito en el negocio de la vida.

Como bien sabes, te recomendamos hacerlo con el El Valor de los Valores, el juego de cartas creado por Simon Dolan que hace fácil lo que parece difícil.

Por cierto, si no tienes muy claro por qué debes seleccionar 5 valores y no más, échale un vistazo a este artículo en el que te lo contamos.

Haz clic aquí para leer por qué trabajar con 5 valores

Dicho rápido y corriendo, el objetivo está en identificar de una manera más fácil y rápida cuáles son aquellos valores que necesitan atención.

Ahora sí: cómo medir cómo te sientes

Una vez conozcas tus valores, es recomendable que los tengas en un lugar visible para que puedas integrarlos en tu día a día (eso es lo más importante).

Por ejemplo, David los tiene escritos en una pared de pizarra del despacho de casa. Así, cada vez que algo no va bien, repasa sus valores.

El ejercicio que sigue es este:

En una escala de 1 la 10, anota cuál es el grado de cumplimiento de cada uno de los 5 valores fundamentales que ya identificaste en algún momento.

Esta es una manera rápida de poner nombre y apellidos a cuál es la razón de que te sientas así, pues probablemente descubras que se debe a algún valor.

Ten en cuenta que un desequilibrio en tu sistema de valores puede afectarte a nivel físico, mental, emocional, relacional y espiritual.

Y es que conocer los valores es sólo un primer paso, los verdaderamente importante está en hacer que estén presentes en tu día a día.

Una vez lo hayas hecho, crea un plan de acción y, pasado 3 meses, lleva a cabo esta revisión de nuevo para descubrir qué ha cambiado.

Cómo conectar con tus valores: ejercicios

Si después de todo este trabajo quieres saber cómo conectar con tus valores, estás en el lugar indicado. Ya hemos dicho mucho sobre el tema :).

Por una parte, en este vídeo te contamos cómo conseguir conectar con tus valores. Por otra parte, en este compartimos 1 método probado para integrarlos en tu estilo de vida.

En cualquier caso, cuéntanos: ¿qué has descubierto midiendo tus valores?

De ahora en adelante, recuerda esta frase de Simon Dolan: los valores son la brújula que nos guía al éxito en la vida de los negocios y al éxito en el negocio de la vida.

 

Comentarios

comments

Deja un comentario