Cómo Consensuar los Valores Compartidos

¿Sabes cómo compartir lo que te importa con los demás? 

¿A veces sientes como que, en una relación que para ti es importante, hay algo que te une, pero no sabes ni qué es ni ponerle nombre ni saber cómo puedes mantener eso?

En este post te vamos a hablar sobre: por un lado, Valores Compartidos (qué es lo que son y cómo nos pueden ayudar); y luego, veremos qué es consensuar los Valores Compartidos.

Los Valores Compartidos (y esto sirve tanto en una pareja como con un socio o alguna persona con la que tú tengas una relación importante para ti) te permiten ver realmente qué es lo que tú estás compartiendo con esa persona, qué es lo que tenéis en común y que para los dos es importante.

En definitiva, qué es importante que haya en esa relación para que esté nutrida, y para que en esa relación las dos personas se sientan bien y sea una relación sólida.

Cuando decimos “yo ya sé que quiero compartir, o vamos a ver qué es lo que tenemos que compartir, cuáles son nuestros valores que queremos compartir…”, luego vendría algo que es tan importante como poder haber identificado eso, y es que tiene que ser consensuado.

Quiere decir que las dos personas tenéis que estar de acuerdo en eso que realmente compartís y que además lo pongáis encima de la mesa para clarificar qué significa para cada uno de vosotr@s.

Si por ejemplo, lo que compartimos es la sinceridad, es un Valor que en esa pareja es importante y que quieren tenerlo para relacionarse, porque es algo que para ellos hace que es una manera de identificar a esa pareja, ambas personas tienen que poder consensuar que las dos están de acuerdo en que sea realmente ese valor el que quieren compartir, la sinceridad, y posteriormente definir lo más claramente posible qué es la sinceridad para cada un@ de ell@s.

A lo mejor, para mí, la sinceridad es explicarte algo que para mí es muy importante y que te afecta, pero a lo mejor algo que para mí es muy importante pero que a ti no te afecta yo decido que no es necesario explicártelo, y no por eso no estoy siendo sincero. 

¿Para qué hacerlo?

Para luego poder respetar lo que para ellos es ese valor y cómo quieren llevarlo a la práctica en el día a día. Por un lado, escoger esos valores que queremos compartir, teniendo la premisa de que los vamos a consensuar, que ambas personas van a estar de acuerdo en escoger ese valor o esos valores.

Cuando hablamos de valores compartidos, no vale decir “Pues mira, como vamos a compartir cinco valores, tú escoge dos y yo cojo dos, y el otro lo hacemos un poquito a ojo”… 

Porque si me quieres hacer compartir un valor que para mí no está ahí o no es algo que conecte conmigo, no va a funcionar, no se va a cumplir. Tienen que ser escogidos desde que las dos partes estén de acuerdo en querer compartir eso.

Una vez ya has escogido y están consensuados, estamos de acuerdo en que sean esos, el tercer punto sería decir “Vale, pues vamos a darle una definición conjunta, vamos a poner cada uno de estos valores de acuerdo en lo que creemos que son”.

Esa definición tiene que responder a la pregunta: ¿Cómo vamos a saber que los estamos llevando realmente a la acción? 

Vamos a poner una definición conjunta de cada uno de esos valores y, a partir de ahí, una vez ya lo tenemos todo identificado, ¡pasamos a la acción!

Espero que te haya servido y recuerda: para compartir algo, hay que consensuarlo, porque si es desde uno solo, no funcionará.

Y tú, ¿Cómo haces para consensuar Valores?

¡¡¡Compártelo en Comentarios, nos encantará saberlo!!!

Comentarios

comments

Deja un comentario