Cada cuánto debes revisar tus valores

Imagen de Cada cuánto revisar tus valores

Aunque conectar con tus valores es un gran paso, no te puedes quedar ahí. Al fin y al cabo, tus prioridades cambian a lo largo del tiempo.

Mientras que algunos de tus valores permanecen más o menos invariables, otros cobrarán importancia a consecuencia de tus experiencias vividas.

El nacimiento de un hijo, la marcha de un ser querido o el matrimonio son vivencias que explican un cambio en nuestro sistema de valores.

Además, si te has puesto manos a la obra y has honrando tus valores, probablemente querrás prestar atención a otros que hayas descuidado.

Pero… ¿Cada cuánto revisar los valores?

¿Todavía no conoces tus valores? Empieza por aquí

Si todavía no conoces cuáles son 5 tus valores fundamentales, te recomendamos que los descubras con el juego de cartas de El Valor de los Valores.

Se trata de la herramienta principal de la metodología Coaching por Valores, creada por Simon Dolan después de más de 20 años de investigación.

Su principal característica es que, de una forma fácil y divertida, conoces cuáles son tus valores a medida que pasas por cada 1 de las 55 cartas.

¿Qué lo diferencia de un listado de valores? Básicamente, que activa los 2 hemisferios del cerebro gracias a que, a fin de cuentas, estás jugando. Ya lo decía Platón…

Se puede descubrir más de una persona en una hora de juego que en un año de conversación

Por qué debemos revisar los valores: la explicación

Los valores se forman de creencias

Tal y como veíamos en el artículo Qué son los valores, lo que más nos importa evoluciona con el tiempo debido a que los valores se constituyen de creencias.

Las creencias son declaraciones públicas de cómo una persona interpreta el mundo que le rodea. Por ejemplo, ahí van algunas creencias de la amistad:

  • Los amigos se cuentan con los dedos de la mano
  • Los amigos de verdad son para siempre
  • Es mejor tener muchos amigos por si te fallan

El quid de la cuestión está en que las creencias evolucionan. Y en la medida en que los valores se forman por ellas, los valores también lo hacen.

La jerarquía de valores cambia

En el caso de que ya hayas trabajo tus valores, lo más probable es que aumentara tu satisfacción con lo que tú consideras más importante.

De esta manera, cuando los revisas a menudo, descubres que tus valores ha cambiado. Sin embargo, lo único que ha cambiado es la jerarquía.

Así, en el lugar de aquello valores que estaban por cuidar, hay ahora otros diferentes. Ahora bien, eso no significa que ya no te importen los valores anteriores.

Entonces, ¿cada cuánto revisar los valores?

Al final, la respuesta es que revises tus valores cada 6 meses, siendo la frecuencia ideal la trimestral (lo que te vendrá bien si tienes hijos).

Del mismo modo, presta atención: si no te sientes bien, probablemente sea un buen momento para poner en orden lo que te importa.

Consejo: si tienes la oportunidad de tener tus valores a la vista, mejor que mejor. Por ejemplo, en una pizarra en el recibidor de casa.

Tu turno

Ya sabes cuál es nuestra recomendación, ahora cuéntanos cómo lo ves. ¿Cada cuánto revisas tus valores? ¿Cómo lo haces?

En el caso de que estés buscando formas de alinearlos, echa un vistazo a estos 3 métodos probados para llevar a la acción tus valores.

Comentarios

comments

Deja un comentario